domingo, 11 de enero de 2009

claro que oscurece

y entonces te miro en las sombras
y cuando la piel
y cuando la luna
gotea
y un sonido
se ahueca en
y entonces
claro que oscurece
y se mece
ahuecadita
en tu nuca
mi frescura
y si alumbra la noche
es por tu aliento
por mi pestañearte
y claro
y oscurece y se mece
el amanecerse

3 comentarios:

Revenires de La Palabra dijo...

Me enterneciste, dan ganas de salir por ahi a abrazar y saltar, se nota la frescura.-
Hermosa poesia, un abrazo.-

Atenea Kamet dijo...

Claro que oscurece, que dulce,
muy buen poema...
Felicidad fresca y juvenil.
Besos

Un día salio el sol dijo...

Hola, gracias por el comentario en mi blog, lástima que cuando lo acepte me puso error y no lo publico, si querés publicarlo de nuevo ... En cuanto a los abanicos jaja, es cierto contrastan seriamene con los temas que toco, pero le da un toque bastante subjetivo, salute.