viernes, 30 de enero de 2009

TeóriKa

La poética del impulso
tiene su raíz en desplomarse a la bajada de tonos frente la Nada.
La característica es querer llenar sin más ser siendo.
Jugar a darle vueltas de carnero a la jermu y al dorima .
Es quizás dejarse llevar por el descontrol
y a veces se apaga a la mitad y ahí viene el relleno del Pavo.
Capaz queda rico de entrada.
Capaz de subidón que me muero.
Y relatarse para qué.
La palabra en el texto tiene una distancia que es necesaria.
Igual que es necesario el espacio detrás de cada signo de puntuación y también es necesario el espacio para respirar y tener el cuerpo esponjoso. Espacio para no secarse.
Cada uno vive su arte en su color dentro de muchos amantes de lo mismo. Todos somos partículas únicas que nos relacionamos con distancia fervorosa y nos acercamos con pasión entendida.
Y así por un rato y otra cosa.

3 comentarios:

Literaria dijo...

Generalizaciones:
Todo en exceso es malo
cuando se habla de pueblos , paises, politica, religión, generos, grupos y si la Generlaización viene acompañada de un adjetivo peyorativo...

Tengo un debate generalmente generalizado

El Jardinero del Kaos dijo...

cada uno vive su arte de la manera que lo siente, todos somos unicos e irrepetibles, en fin y asi por un rato y a otra cosa generalicemos, sargenticemos, capitaniemos, almirantemos, podria seguir asi un rato, pero ya perdio la gracia si alguna vez la tuvo...

besos!!!

Literaria dijo...

Teoricemos!!! Hagamos hipó- tesis que resuenen!! jaja