lunes, 16 de marzo de 2009

Teclas en tus ojos



Cuando te escribo mis dedos sueltan la tecla atintada.
Te imagino , te creo , te recreo, me formo y conformo y te formo y conformo.
Pero tu mi protagonista ya no eres yo.
Tu mi idea imaginada ya no eres yo.
Si digo y soy:
" Perro acorralado en la sangre divagante de una hembra perdida, mordida , descuartizada."
Soy un perro que muerde , un perro asesino. Por un rato , en este lugar. Quiero ser can y sangrar a la hembra. Pero no soy yo mi querido lector un perro que escribe y mata. No soy una asesina, nada más en este instante el texto es texto y no soy yo más que un deliro que brota. La distancia mágica de la duda, del cuadro , de la idea obsesiva que me corroe y cae. Pero es una neurosis, es una estetica sangrienta , es un miedo que desacorralado nace para morir.
Si digo:
"Desapareceria ampliamente en tus sueños surrealistas, amplias horas encaminadas a repetirse en un trozo asmático de acaro incendiado"
Me convierto en un escondite que enfermo quiere estar al limite.
La pregunta es :
¿Qué lees cuando me lees?
¿Que haces con lo que ves?
¿A donde caen estas letras ?
¿En qué órgano habitan de tu cuerpo?
¿Que ecos se sacuden en tus pupilas y tu ser?
No soy más yo la que escribe, la letra, la protagonista, el yo que cae frente a tus ojos nace para preguntarte, para sentirte a ti mismo.
En realidad te ves a ti cual espejo subrayando tus gustos y disgustos.
Tus ojos son los que me dan vida pero no soy yo quien escribe eres TU.


6 comentarios:

Atenea Kamet dijo...

"En realidad te ves a ti cual espejo subrayando tus gustos y disgustos."
La obra inmanente que se separa del autor para crear ella misma su propia historia, su propia realidad a partir de los ojos que le dan vida, una vida nueva; distinta, cada vez, siempre diferencia... Hay tantas obras como lectores haya de ella.
Para mí puede no ser una muerte, puede ser quizá un sueño, en el que un perro vagabundo divaga hundido en la sangre que muerde de los labios de una hembra sedienta.
Noto dejos de Blanchot y Derrida en sus trazos, mi querida Literaria.
Simplemente excelente resumen de lo que es la lectura de un texto literario.
Nos vemos en los próximos trazos, sean suyos, sean míos...
Besos

g. dijo...

Cuando leí las primeras palabras la mente se me disparó para cualquier otro lado. Continué el texto (interrumpido por un par de molestas intrusiones) y llegué a ver el alma del escrito.
El que escribes eres tu. Me gusto el sentido, para mí ese escribes es tan subjetivo. Yo soy más de los que creen que el sentido es el lector, el que le termina dando forma a ese mensaje. Entre ruidos y decodificaciones, el lector es algo.
Y me gusto mucho.
Me dejo pensando.
Hasta luego y besos.

noform dijo...

Gracias july por esta bella combinacion de palabras. Tanto como desperto ideas hizo bailar a mi cuerpo.
Agradecido.
Un placer leerte.....

el oso dijo...

Ni idea de lo que veo (y en general de muchas otras cosas) sólo decirte que leerte es un placer que se deleita con el corazón y con la razón, siempre en las dosis justas.
Besote

Literaria dijo...

Claro Atenea ! Ese era mi cuestionamiento.

Las categorias:
autor
texto
personaje

el querer decir y la intencion del que escribe a veces existe otras no pero igual siempre esta el lector creando.
Hay parametros .
si digo vaso , no es botella, pero puede ser metaforico y mil cosas más.
normalmente confundimos autor con texto y personaje y Panesi ( director de la carrera de Letras de la Uba) es lo primero que nos enseña. la obra inmanente separa del autor.
O nieztche que dice que cada dia el texto es distinto, nuevo pq uno es otro.. ( en mis palabras )

Besos a todos !!!

Gracias Eze !!!

Gracias Oso !!! TE debo la consigna ya viene , ya llega..

Gracias q

Por hacer este blog y empezar a mostrar la textualidad me estan dando muchas ganas de publicar la poetica que anida en esta computadora... Gracias vosotros teneis mucho que ver en este proceso de nacimiento !!!!

juanjo dijo...

Me ha parecido un punto de vista muy interesante. Yo mismo puedo ser un lector distinto cada vez que vuelvo a un texto.
Sigo pensando sobre ello.
Sigo descubriéndote
Un abrazo