sábado, 6 de junio de 2009

Silencio


Siempre le tuve miedo al silencio.

Trípticas fieras sacudían sus bozales,me llamaban a sus huecos
y prometían mis destierros.
Habitantes inconclusos
persuadían mi nostalgia a vivir flotando
en mi memória.

Jamás pensé que atrás de mis párpados encontraría el tiempo
infinito del silencio universal.

7 comentarios:

caminante dijo...

Juli, mi faro
Yo siempré amé el silencio.
Pero, un día,quedé enganchado a tus palabras.
Ha sido una sorpresa y una satisfacción encontarte hoy en mi blog.
Un beso

Carla dijo...

Que excelente texto... Muy bueno!

caminante dijo...

En mi blog te he dejado un regalo.
Un beso

oenlao dijo...

escuchar el silencio puede ser ensordecedor.

el oso dijo...

A veces siento el silencio como un compañero de camino, otras como un enemigo artero.
Besos

nina dijo...

creo que el silencio revela más verdades que cualquier sonido.

literaria dijo...

hola amigos

gracias por vuestros comntarios.

para mi lo dificil es llegar al silencio ....el sielncio interno..nuestro dialogo incesante de pareceres y problemas y causas y efectos.
llegar al silencio escuchando alrededor y olvidandose del yo que no cesa..
dificil más no imposible.

besos