jueves, 20 de mayo de 2010

ave fenix

deshacerse, gotear esencias vividas
desaparecerse a fuerza de fiebre
quemar los restos concluidos de una máscara ajena
en el caos de las llamas el grito sofocado de la ira
revueltas las plumas del ave
silencio de muerte mira el sol
y llueve
la tierra mojada abre sus puertas al nuevo día
de las grietas los brotes
de la arena la flor entre las piedras
y el principio de un ave
con nuevos destinos
y el infinito se expande

3 comentarios:

caminante dijo...

Sí, Juli, el infinito se expande hasta el infinito

Permíteme que hoy, precisamente hoy, deje que este texto moje mi alma.

Llueve

Un beso

nina dijo...

me encanta lo de "desaparecerse a fuerza de fiebre".
precioso como siempre :)

Literaria dijo...

que nos llueva...
y crezcan nuevos caminos para nosotros.
El cambio está en la ruta hay que seguirlo : )

nina graciasssss! frase realista si las hay !

besos a los dos