sábado, 25 de julio de 2009

saudade del miedo













El motivo( el espacio textual, el espacio descrito, el espacio literario)


(Relentecer los segundos en la memoria imaginante
agotar el espacio con hubieras
escuchar la gota
la pared hueca
el silencio lleno
el pecho azul frio
la sombra inquieta
la huella porosa)





El descenso ( la saturación de imposibles siendo)


Nos creiamos pequeñas diosas del inquieto mundo del alcohol.Caiamos en las fiestas desiertas llenando las esquinas con nuestro zumbido histriónico.Capaz el vino era más sombrio que el rouge y quizás la boca a conquistar más pálida que la muerte.Pero nada de esto importaba. Sólo un nombre más , una huella menos por pisar.Si me subo a un colectivo y veo sus ojos seguro que perderé el boleto en el bolsillo roto.Me ha pasado de cruzarme con sus ojos y tener que sentarme a su lado a esperar que llegué su brazo a mi brazo y pasar todo el viaje sintiendo el devenir entre la profundidad quieta de su peso confiado al despertar inquieto y brusco de lo desconocido.Pensábamos que nunca una persona se iba a morir metiéndose en el auto, a las siete de la tarde , en una esquina desconocida, bajando de una casa en la que nos desencontramos habitación por medio, cuerpo por medio y la puerta llego y el auto abrió y decidimos subirnos.Hoy lo tengo enfrente. Siendo varias es menos problemático, más si pienso que estábamos en medio de una ciudad repleta y pequeña.No me acuerdo de sus caras, ni de sus gestos. Sólo el oscuro de la sala y la mujer desnuda teniendo sexo artificial con un hombre desnudo. Era todo tan frío que lo más calido era mi martini helado. Paga , me mira, se sienta a mi lado.

3 comentarios:

caminante dijo...

Mi querida Juli:
Pienso y pienso tratando de hacer un comentario original.
Pero sólo me viene una palabra:

BRILLANTE

Un beso

el oso dijo...

Textos tan creativos que no producen otra cosa que admiración.
Besos

Literaria dijo...

( timida : )