sábado, 20 de febrero de 2010

>>> soler salir sin más razón



La poética del impulso
es como caerse en un segundo de tecla palabra.
La estética de la improvisación
Una respiración agitada que a veces , relentece, escucha , silencia

con un espacio

que quizás
incomoda
sin más lógica
que el devenir inconcluso.


Imagen Paul Klee

2 comentarios:

caminante dijo...

El devenir inconcluso puede ser en sí el acto poético
Un beso Juli

Literaria dijo...

creo que si caminante
el prisma de poético es infinito
y el devenir inconcluso
el fruto imposible en el que misteriosamente habitamos
y qué bueno que sea inconcluso
así podemos seguri escribiendonos con las huellas de nuestros andares y nuestros signos..
amo vivir en este mundo insolito
que me conmueve!
Besos