domingo, 17 de julio de 2011

H

Si nos ibamos a dormir empezaba la grieta entre los sueños y las raíces. Las niñas caíamos despiertas de la mano. Ellas se agarraban de los pelos, yo me columpiaba debajo de la tortuga entre tu espejo y aquella flor que olía a fresa.

2 comentarios:

Verde Manzana dijo...

Es como oservar un cuadro abstracto...

Literaria dijo...

gracias que lindo !!!!!