martes, 25 de mayo de 2010

Lentejas y gengibre

y la fiebre vuelve....

La besó entre los trenes del mediterráneo, bajo la toalla.
Ella lo buscaba y se vestía,lo perseguía e idolatraba.

y la fiebre tiembla.....

Le cantó un tema a escondidas.
Fueron sus cartas el poema .
Ella le dio su medalla
y sus veinte años.

y la fiebre va......

Él la miraba en el espejo
le devolvió la risa y los mordiscos.
Ella descubrió un delito
y se hizo cómplice hasta en el vicio.

y la fiebre suda.....

Le tocó la panza soñando hijos.
Le pidió ser el primer beso de su vida .
La dejó yéndose con su mente a la deriva.
Ella dudó, acompañó, lutió, no olvidó.

y la fiebre baja....

Él no puede pero quiere
Le mostró el alma de su alma
Ella se aleja y no deja de soñarlos.

Gengibre....

Entre todos el amador de edades, el investigador del cuerpo, el doctor errado, el artista mal educado, el bailarín temeroso, el escritor incendiario, la pianista seductora, la noche olvidada, la fiesta bizarra, el teléfono agitado.

Lentejas...

Entre todas la más dulce, la más perdida, la repetidora de imágenes, la buscadora de esencias, la insistencia sensación de sensación, la perdida de sensación, el vacío, el llenado, el miedo al amor, el amor al miedo...

3 comentarios:

caminante dijo...

Excelente, Juli.
Debo reconocer que me ha sorprendido este texto alo distinto de tu estilo habitual pero que me ha gustado mucho.
Me transporta a un escenario tórrido: pasión y calor.

miedo al amor, amor al miedo.
Un beso

Alma Mateos Taborda dijo...

Bello , intenso y pasional. Encantador! Un abrazo.

Literaria dijo...

que bien ! Algo distinto : )

cuan distante es a veces la intención del escritor del texto producido y del efecto.

me gusta no controlar ---------

Gracias a los dos !: )

Besos